Desde hace ya mucho tiempo se ha buscado un metal precioso de color blanco brillante que permita realizar combinaciones con otros metales y piedras preciosas, tanto por la gama cromática obtenida como por los destellos de la gema al reflejarse en la superficie brillante del metal el cual los magnifica incrementando el tamaño aparente. Esta es la razón de que las grandes joyas de valiosos brillantes se suelen montar sobre metal blanco osea el metal más común para anillos de compromiso. Para tal objeto el metal por excelencia es el platino, pero tiene un elevado precio, debido a su escasez y dificultad de manufactura; este hecho ocasiono que se buscaran otras alternativas. Se realizaron numerosos intentos desde hace años utilizando aleaciones de oro con cinc y níquel, plata o platino, en proporciones tales que aquel pierda su característico color amarillo a favor de un blanco, cuyo aspecto depende de la proporción de cada uno.

Anillos de compromiso oro blanco

La industria de metales preciosos de los últimos tiempos, sin embargo, produjo una aleación comercializada conocida como oro blanco, cuyos componentes son oro amarillo y alguno de los del grupo platinoide (platino, paladio, utecio, rodio, osmio e iridio), normalmente paladio, dichos componentes y proporciones exactas de la aleación suelen ser guardadas con gran celo profesional por cada productor. Así pues, el oro blanco no es un nuevo metal, sino una aleación de metales preciosos, de color blanco brillante y con la suficiente dureza y facilidad de trabajo para que utilicen en las joyerías en lugar del platino, sobre todo en el actual estado del arte, tanto para engastar gemas como para combinar con oro de otros colores y crear alegres y vistosas combinaciones cromáticas especialmente anillos de compromiso.

¿Por qué el oro blanco es utilizado en anillos de compromiso?

El anillo de compromiso es una muestra de amor y simboliza la promesa de una unión. En realidad no se han establecido reglas para la selección del anillo, sino que se basa en ciertos criterios que la misma sociedad ha creado a través de la cultura. En general, el anillo se engarza con un diamante ya que es un símbolo de la pureza, la sinceridad de los sentimientos y la estabilidad de la relación junto con la aleación del oro blanco que representa claridad e integridad para el vínculo que la pareja está afianzando con el compromiso.

¿Por qué el oro blanco es utilizado en anillos de compromiso?

El futuro novio elige un anillo de oro blanco con un diamante para representar la decisión del compromiso. El alto precio de la piedra  preciosa simboliza la importancia del amor que siente por ella y estéticamente, el oro blanco resalta el brillo del diamante. La combinación sutil de oro blanco y diamantes evoca la elegancia y solidez que debe tener todo anillo de compromiso. Algo si es cierto, es mucho más caro que el oro amarillo puro y es más artístico, es por ello que se utiliza el oro blanco en los anillos de compromiso aparte de que es más duradero que otras aleaciones de metales.